Viajar a Grecia y Turquia

¿Estás buscando la siguiente gran aventura, que te lleve a conocer lugares de ensueño y llenos de historia? ¡Entonces por qué no viajar a Grecia y Turquía! En este blog de viajes te mostramos estos dos países que te sorprenderán con sus atracciones, culturas, sabores y experiencias diferentes.

En Grecia:

Atenas

Viajar a Grecia y no visitar Atenas, es igual que no haber ido a Grecia. No solo es la capital del país sino que también se la considera la capital de Occidente y de la civilización moderna. Acá, no podés dejar de visitar sus ruinas arqueológicas, entre las que destacan el Partenón, el Templo de Atenea Nike, el Erection y todo el conjunto de la Acrópolis. Además, el Templo de Zeus Olímpico, el Arco de Adriano, el Odeón de Herodes, el Teatro de Dionisio y el Ágora son otros imperdibles si querés conocer más sobre la historia de la Antigua Grecia.

Desde el corazón del barrio de Plaka, y a través de la Avenida Ermoú -una de las calles comerciales más visitadas en la ciudad-, se puede llegar a la magnífica Plaza Syntagma donde la Guardia Presidencial, también llamados evzones, realiza el cambio de guardia cada domingo a la mañana. Desde acá vas a poder recorrer los Jardines Nacionales y caminar hasta el Estadio Panathinaiko, también conocido como el Kallimármaro, sede de la primera edición de los Juegos Olímpicos Modernos en 1896.

Por otro lado, si tu idea es conocer un poco más de la historia griega, los museos de Atenas son los mejores. No dejes de recorrer el Museo Arqueológico Nacional y el Museo de la Acrópolis que, entre sus colecciones, cuentan con importantes representaciones del arte clásico de Grecia.

Meteora

Es una de las ciudades más increíbles del mundo y con razón: la forman un conjunto de piedras gigantes de arenisca, formadas bajo el mar hace 30 millones de años y que quedaron al descubierto al bajar el nivel del mar. Por esto se llama Meteora que, en griego, significa “suspendida en el aire”.

Además de su belleza geográfica, Meteora es muy conocida por sus monasterios, todos construidos en altura sobre las piedras. Se cree que los monjes eligieron este lugar para meditar “por su cercanía al cielo”. Originalmente había 24 monasterios, de los cuáles solo quedan 13. Y de esos, solo 6 se pueden visitar. El primero de todos, Megalo Meteoro, fue fundado en 1336.

Hoy por hoy, se pueden visitar estos monasterios subiendo escaleras y atravesando puentes construidos para este propósito. Pero, hace muchos años, la única forma de llegar arriba de las rocas era a través de ¡ascensores de cuerdas con poleas!

Delfos

Si te alojás en alguno de los hoteles en Atenas, como el Centrotel o el Athens Center Square, vas a estar muy cerca de la terminal B de los buses KTEL que te llevarán a la ciudad que, para los antiguos griegos, era el centro del mundo: Delfos. En la actualidad, si bien continúa siendo un pequeño pueblo en el lado sur del monte Parnaso, es además, una parada obligatoria para todo aquel que quiera conocer un poco más sobre la Antigua Grecia, y queda a solo 3 horas de la capital.

La primera cosa que tenés que visitar cuando llegás a Delfos son las ruinas arqueológicas del Oráculo. Ahí, no dejes de recorrer el Templo de Apolo, descubierto en 1892; el Teatro, con capacidad para 5 mil espectadores; y el Estadio, sede de los Juegos Píticos (que se celebraban en honor a Apolo).

También recorré el Museo Arqueológico de la ciudad, uno de los mejores de Grecia, y que cuenta con el Auriga de Delfos: una escultura en bronce que conmemora la victoria del tirano Polyzelos de Gela en la carrera de cuadrigas de los Juegos Píticos del año 478 a.C., y que es la pieza más valiosa de la colección. Y, si te animás, te retamos a que escales el Monte Parnaso, de 2457 metros de altura, y desde donde vas a ver una de las vistas más hermosas de toda Grecia.

Olimpia

Otra ciudad que no podés dejar de conocer es Olimpia, donde comenzaron los Juegos Olímpicos hace casi 3 mil años y en donde vas a poder ver las ruinas del estadio original, el Templo de Zeus, el gimnasio y el hipódromo, entre otras construcciones. Y si querés conocer más sobre otras ciudades de Grecia para visitar te recomendamos leer 10 cosas que hacer en Grecia.

En Turquía:

Ankara

Si vas a viajar a Turquía, además de recorrer Estambul y conocer sus bellezas, no podés dejar de visitar Ankara, la capital del país. Ubicada a 460 km de Estambul, es una ciudad moderna, sede del Gobierno y en donde se vive con un estilo más europeo que en el resto del país.

Durante tu visita no dejes de recorrer algunas de las atracciones más importantes de la ciudad como el Mausoleo Anitkabir, símbolo de Ankara y donde está enterrado el fundador de la República Turca, Ataturk; el Museo de la Civilización de Anatolia, con diversas colecciones que retratan la historia de Asia Menor, como la estatua de Catal Huyuk que se cree es la más antigua del mundo; y el Templo de Augusto, construido en el siglo II y que alberga la copia mejor conservada del testamento del emperador.

En la ciudadela de Ankara, que aún guarda la esencia de los pueblos que vivieron en la región hace siglos, no solo vas a poder probar las delicias de la gastronomía turca, sino que además vas a encontrar el Museo Nacional de Historia, con una gran colección de fósiles y minerales; la Mezquita de Kocatepe, la más grande de Ankara con cuatro minaretes y de diseño otomano; el Gençlik Park, que incluye un parque de atracciones y es una de las zonas verdes que fue proyectada por Atatürk para la ciudad; y los Baños Romanos, construidos en tiempos de Caracalla y donde podrás visitar los sótanos y los primeros pisos.

Pérgamo

Si comprás un paquete a Turquía, tratá de incluir la ciudad de Bergama, más conocida como la antigua Pérgamo. En el pasado fue conocida como una de las “Siete Iglesias de Asia” e históricamente fue uno de los principales centros culturales de la región. Incluso hasta el siglo III d.C. fue, junto a Alejandría, uno de los principales focos culturales, científicos y artísticos de Occidente.

Existen varios lugares en Pérgamo que podés visitar y que te permitirán conocer un poco más de la historia del lugar, como su Acrópolis. Este centro administrativo estaba ubicado en la parte más alta de una colina, por lo que era muy fácil defenderlo. Forman parte de ella la famosa Biblioteca de Pérgamo, la 2da más importante después de la de Alejandría y que llegó a tener hasta 200.000 ejemplares; el Teatro, con capacidad para 10 mil espectadores; y el Altar de Zeus, con enormes escaleras, columnas sólidas y un friso que representa la lucha entre los gigantes y los dioses en la mitología griega.

Tampoco dejes de recorrer las ruinas del Asclepeion, un edificio consagrado al dios griego de la medicina y donde se reunían los estudiantes y eruditos, además de haber sido escuela de médicos. Allí, por ejemplo, estudió Galeno, el que es reconocido como el médico más grande de la antigüedad. También, en los alrededores de la Acrópolis, encontrarás los templos a Serapis, Atenea, Deméter y Telésforo y, ya en la Ciudad Moderna, podés visitar el Museo Arqueológico y Etnológico, donde se guardan muchas joyas históricas, como la Estatua de Niké.

Troya

Otra de las ciudades que podés visitar es Troya, compuesta por 9 yacimientos arqueológicos superpuestos unos sobre otros. Allí vas a poder ver las murallas de la ciudad, el Templo, el Teatro y los cimientos de muchas casas. Además, en la entrada encontrarás la estatua gigante de un caballo de madera que es una de las mejores cosas de la ciudad. Y si querés conocer más sobre otras cosas que podés hacer en Turquía te recomendamos leer Qué hacer en Turquía.

Viajar a Grecia y Turquía va a ser tu próxima gran aventura después de conocer las ciudades que podés visitar. ¡Ahora solo te queda comprar los hoteles en Grecia y el paquete a Turquía y viajar a conocerlos! No te despegues de este blog de viajes y conocé mucho más sobre tus destinos favoritos.

Leave a Comment