Destino Gourmet: San Sebastián

San Sebastián será, una de las Capitales Europeas de la Cultura. De esta manera, el arte, la danza, el cine, la música, la arquitectura y, sobre todo, la gastronomía en San Sebastián, serán el plato fuerte en esta bella ciudad española. En este blog de viajes, te contamos cuáles son las recetas imperdibles para probar, a qué restaurantes en San Sebastián no tenés que dejar de ir y cuáles son las atracciones que podés disfrutar en este destino único en el mundo.

Este nombramiento no tiene nada de improvisado, ya que esta ciudad del país vasco es, probablemente, una de las más hermosas de toda Europa. Tuvo su apogeo en el siglo XIX, cuando se convirtió en el lugar de veraneo de los monarcas y aristócratas. El palacio de Miramar, frente a la playa de la Concha, fue el lugar elegido por la Reina Regente de España, María Cristina, para veranear durante más de tres décadas. Así Donostia, tal es su nombre oficial, se llenó de lindos palacios y se abrió a los lujos de la época, pero sin perder su carácter de pueblo.

Hoy, este pasado señorial se mezcla con una ciudad innovadora y vanguardista, junto con imperdibles atractivos turísticos, hermosas playas y el mayor número de estrellas Michelín por metro cuadrado!

Gastronomía en San Sebastián

¿Por qué se dio en el país vasco esta gastronomía tan espectacular? Hoy se considera a la cocina española como la mejor del mundo, y dentro de ella, a la vasca. Una de las razones fundamentales, puede ser la que esboza el reconocido chef vasco Juan Mari Arzak, según la cual todo en Euskadi se celebra en torno a la comida: desde el nacimiento hasta el funeral, ¡aquí todo se celebra en torno a una mesa!
Además del amor por la cocina, una larga lista de factores históricos, geográficos y culinarios hicieron este cóctel irrepetible que es el fenómeno de la cocina vasca. Una gastronomía que es el reflejo de su historia, su territorio y una forma de ser y vivir. Es auténtica y tiene rasgos tan propios como sus orígenes. Debes saber que nadie cocina el pescado como ellos, usan productos de estación, mucha verdura y legumbres, casi nada de carne y muchos productos de mar. Otra cosa a tener en cuenta es que esta cocina vasca que hoy triunfa en el mundo, es la misma que hace más de un siglo se cocinaba en las casas, pero que a partir de un nuevo movimiento de cocineros, reinventó su herencia y llegó a la cumbre del mundo.
Ruta gastronómica
Ahora ya sabés que, además de recorrer los atractivos turísticos, nada mejor para comprender a los vascos que conocer su gastronomía, donde se conjugan sus raíces, sus tradiciones, la cercanía al mar y a la montañas, y el placer por juntarse a comer. Si bien aquí están algunos de los mejores restaurantes del mundo, podes comer un puchero o ir de pintxos, sentado o de pie, un el lugar más fino o en una tasca…¡siempre se come bien!!

Así como sus playas y palacios, los pintxos también son una seña de identidad de San Sebastián.

Bares

Así como sus playas y palacios, los pintxos también son una seña de identidad de San Sebastián. El “txikiteo” es lo más parecido a ir de bares, pero con la diferencia de que, en lugar de estar centrado solamente en las bebidas, los deliciosos pintxos son también parte importante de esta actividad típica. Por eso, la idea es ir de bar en bar, probando pinchos y tomando algo, y el mejor lugar para degustarlos es la Parte Vieja, famosa por poseer la mayor concentración de bares del mundo. Algunos recomendados:

La Cuchara de San Telmo
Dirección: 31 de agosto 28
Qué pedir: el bacalao confitado, tomate relleno, el foie a la plancha, las carrilleras, el risotto y las manitas de ministro.

Bar Borda Berri
Dirección: Fermín Calbetón 12
Qué pedir: el Kebab de costilla ibérica, la oreja de cerdo crujiente, pintxo de foie y el risotto de Idiazábal.

Gambara
Dirección: San Jerónimo 21
Qué pedir: setas a la plancha, tartaleta de txangurro, croquetas, anchoas y huevas de merluza

Sport
Dirección:Fermín Calbetón 10
Qué pedir: pintxo de foie, croquetas de hongos, crepe de txangurro y el chipirón a la plancha

Restaurantes

Restaurante Akelarre
Dirección: Pº Padre Orkolaga 56 (Igeldo)
Situado en el Monte Igeldo, cuenta con unas vistas espectaculares del mar Cantábrico.
Al frente de este restaurante se encuentra el gran cocinero Pedro Subijana, Premio Nacional de Gastronomía y reconocido con tres estrellas de la guía Michelin. Además, junto a Juan Mari Arzak fueron los dos chefs que hace más de tres décadas influyeron en el cambio y la renovación de la cocina española, por lo que es toda una institución.
Qué probar: Infusión de Caldo Verde, Cigala y Rape Ahumado, el Tarro Roto de Yogur, Gatzatua y Frutos Rojos o el Gin Tonic en plato. Además, no dejes de probar el pintxo oficial de San Sebastián 2016, creado por Subijana, y que contiene anchoa, guindilla, pan, queso feta y aceituna negra kalamata.

Arzak
Dirección: Alcalde Elosegui 273
La casona donde está ubicado este restaurante fue originalmente construida en 1897 para ser bodega y taberna. Luego, tomó las riendas del negocio familiar Juan Mari Arzak y elevó el restaurante hasta la cumbre culinaria. Hoy lo acompaña en la cocina su hija Elena, y cuenta con un “laboratorio” en el que se analizan texturas, sabores, texturas y procesos de elaboración.
Qué probar: el famoso pastel de cabracho envuelto en pasta kataifi; bacalao con pimientos; frambuesa “bitter”; el “cromlech” de mandioca y huitlacoche; la langosta “Mar y Jardín”; el atún blanco (en temporada) con pétalos de ajo.

La Concha es considerada la playa urbana más hermosa de toda Europa, y es además, el alma de San Sebastián.

Imperdibles en San Sebastián

  1. 1.Recorrer la playa de la Concha
    Considerada la playa urbana más hermosa de toda Europa, es además, el alma y emblema de San Sebastián. La reina regente María Cristina fue quien popularizó la Concha y declaró a la ciudad como capital de veraneo de Europa. De esta época datan las lujosas mansiones que se elevan en la colina, y rodean la playa.
    Su paseo marítimo tan característico, rodeado con una baranda blanca y más de 100 farolas todas diferentes, se extiende desde el Casco Viejo hasta el Palacio Miramar. No dejes de recorrerlo, para vivir el ambiente de San Sebastián y disfrutar de las maravillosas vistas del Mar Cantábrico y la Isla Santa Clara.
  2. 2. Enamorate de la Parte Vieja
    Situada al pie del monte Urgull, entre el puerto y la desembocadura del río Urumea, es el casco antiguo de la ciudad. Es una de las zonas más características de todo el País Vasco, y merece la pena perderse por sus calles y probar los típicos pinchos en alguno de sus restaurantes. Además, en la Parte Vieja se encuentran muchos de los hoteles en San Sebastián.
  3. 3. Descubrir la Belle Epoque
    En muchas de sus calles y bulevares, podes correr el riesgo de sentirte en el París del siglo XIX. El Ayuntamiento es uno de los ejemplos más claros de la Belle Epoque: ubicado en el antiguo edificio donde funcionó el casino de la ciudad, desde 1897 hasta 1924, año en que se prohibió el juego. La sombra de la Belle Époque también se encuentra en el Teatro Victoria Eugenia, en la sede de la Diputación foral de Gipuzkoa, el Hotel Maria Cristina, el precioso puente que también lleva el nombre de la regente de Maria Cristina, o en las maravillosas fachadas de las casonas que se encuentran a orillas del Urumea.
  4. 4. Disfrutar de las vistas
    En la frontera exacta entre La Concha y Ondarreta, se ubica el precioso Palacio Miramar, que sirvió como residencia de verano de la familia real. Además de admirar este edificio de arquitectura clásica inglesa, no dejes de sentarte en uno de los bancos del jardín y disfrutar desde allí de la vista de La Concha, Ondarreta y la isla de Santa Clara.
    Además, para obtener más vistas de toda la bahía se puede subir a los funiculares, que llevan funcionando desde 1912 y te llevan a lo más alto del Monte Igueldo. Desde aquí podrás acceder a las mejores terrazas para contemplar una de las mejores vistas de la ciudad y fotografiar la Bahía de La Concha.
  5. 5. Ver cómo se peina el mar en Ondarreta
    En la playa de Ondarreta se encuentra una de las obras maestras del escultor vasco Eduardo Chillida. “El peine del viento” se trata de un conjunto de 3 grandes piezas de aceros sobre las rocas. Cuando el viento sopla con fuerza, empuja las olas contra las esculturas y se puede presenciar un gran espectáculo de la naturaleza y el arte humano. Porque, como expresó Chillida, el mar tenía que entrar en San Sebastián ya peinado.

Leave a Comment