Qué hacer en Máncora

¿Estás planeando unas vacaciones o una escapada y quieres relajarte cerca del mar? ¡No esperes más cumpa! Toma tu carro y visita el pequeño pueblo pesquero de Máncora, uno de esos lugares que te dejará sin aliento. En este blog de viajes, te contamos qué hacer en Máncora para disfrutarlo al máximo.

Recorre el pueblo

Si bien es pequeño, es el lugar ideal para comenzar tu recorrido. Allí verás cientos de hostels, tiendas, restaurantes y boutiques. Algunos ofrecen clases de yoga, cocina orgánica y otras actividades que lo transforman en un lugar muy cosmopolita.
Entre las actividades en Máncora que no puedes dejar de hacer están: conocer el faro, que te dará una vista panorámica única de la ciudad; visitar las ferias de artesanías con productos locales e importados; y recorrer el malecón, donde encontrarás cientos de bares con mesas en la playa para disfrutar de un rico trago.
Si además quieres experimentar un viaje único y diferente, súbete a un mototaxi para recorrer los alrededores o alquila cuatrimotos para recorrer esta ciudad, y algunas más alejadas.

Visita sus hermosas playas

Máncora tiene la suerte de ser un destino con sol prácticamente todo el año (con un promedio de 300 días al año). Además tiene algunas de las playas más lindas de Perú, ideales para el baño y el relax.
En ellas no solo podrás disfrutar de la arena y el mar, sino que también podrás realizar distintos deportes acuáticos -como surf, kitesurf, windsurf y buceo-, además de alquilar motos acuáticas para disfrutar de un paseo diferente. Y hasta podrás deleitarte con el avistamiento de ballenas jorobadas.
No dejes de visitar alguna de las playas más alejadas de Máncora, que cuentan con sus propios atractivos. Por ejemplo en el muelle El Ñuro, muy cerca de la playa Los Órganos (a aproximadamente 13 km de Máncora), podrás nadar con tortugas gigantes; en Playa Pocitas podrás disfrutar de las piscinas naturales que se forman entre las rocas cuando baja la marea; en Playa Vichayito podrás realizar buceo; y en Los Órganos o en Punta Alta, disfrutarás de la tranquilidad propia de estas relajantes playas.

Prueba platillos exquisitos

Al estar tan cerca del mar, los platos más deliciosos que comerás en Máncora de seguro tendrán pescados y mariscos. No dejes de probar el exquisito ceviche de la zona, que podrás disfrutarlo con variedades de pescados como mero, pez espada y langostinos. La langosta con vegetales, papas o yucas también es un platillo que no puedes dejar de probar. Y deleitate con la parihuela, la causa rellena de langostinos, o la papa a la Huancaína -con su salsa especial al estilo de Huancayo-. También encontrarás restaurantes en Máncora donde se puede comer desde comida italiana hasta oriental, mediterránea o internacional.

Disfruta de la vida nocturna

Cuando cae el sol, la mejor manera de conocer Máncora es en sus bares y after parties. El malecón es el lugar ideal para iniciar la noche: podrás disfrutar de un rico pisco sour o de deliciosas cervezas heladas, en mesas en la playa junto al mar. Pasadas las 3 AM, y si todavía tienes ganas de bailar y divertirte, lo mejor es irse a alguna de las playas -como Playa El Amor-, donde se organizan diferentes after parties con música, DJ’s, barman y decoraciones especiales. La música puede variar, desde tecno y reggae hasta pop, y se puede bailar ¡hasta el amanecer!
Además, muchos hoteles en Máncora y algunos hostales -como Loki Mancora o The Point Mancora Beach-, cuentan con sus propias fiestas, muchas veces temáticas, y permiten el acceso a cualquier persona, sea huésped o no.

Aventúrate en la naturaleza

Si además del sol y la playa eres de los que buscan la adrenalina en cada destino al que viajas, puedes visitar “La Caprichosa”, una pequeña hacienda que se encuentra a media hora de Máncora. Allí no dejes de realizar canopy, palestra, subirte a un cuatrimoto o realizar el llamado “circuito de aventura” que incluye trapecios, puentes, cables y redes, unidos a postes de 10 metros de altura.
También puedes viajar hacia Tumbes, donde podrás visitar el Santuario Nacional de Manglares, con una gran diversidad de fauna silvestre; la Zona Reservada de Tumbes, donde podrás ver algunas especies amenazadas como el loro alas bronceadas, la nutria del noroeste y el mono coto de Tumbes; y el Parque Nacional Cerros de Amotape, la única Área Natural Protegida del país.
Y si quieres relajarte, a 40 minutos de Máncora encontrarás “Poza de barro”, una piscina de aguas termales con propiedades curativas.

¿Qué esperas para visitar este increíble paraíso? No pierdas la oportunidad de disfrutar de todo lo que puedes hacer en Máncora y más. Además, no dejes de visitar el blog de viajes para conocer más tips de tus destinos favoritos.

Leave a Comment