TOP 10: las mejores playas de Uruguay

Las playas de Uruguay están entre las más lindas de América del Sur y son un buen lugar donde veranear si querés conocer balnearios diferentes a los de Brasil y la Costa Atlántica. En este blog de viajes te mostramos algunas de las mejores playas de Uruguay y te contamos qué hacer en cada una de ellas.

Punta del Este

Además de ser el balneario del verano uruguayo por excelencia, Punta del Este es uno de los destinos más visitados del país. Acá es donde se suelen organizar las principales fiestas de fin de año, los desfiles de moda, y muchos eventos a lo largo de todo el verano. Además, es un destino muy elegido por actores, modelos y personajes famosos en general. Entre las playas de Punta del Este más conocidas se puede nombrar Playa Montoya. Es el epicentro del jet set de la ciudad, tiene un perfil más juvenil que familiar, y aquí es donde se realizan eventos de voley y fútbol playa, campeonatos de surf, y en los paradores se escucha música de DJ’s durante todo el día. Los hoteles en Punta del Este varían desde los 5 estrellas hasta los más económicos, aunque muchos optan por alquilar casas o departamentos en la zona.

Qué hacer en Punta del Este: no dejes de ir a algunas de las fiestas que se realizan en la playa (conocidas como “after beach”), disfrutá de la mezcla entre río y mar que encontrarás acá (tené cuidado que el oleaje suele ser fuerte), recorré las playas Mansa y Brava, y no dejes de sacarte una foto con la escultura “Hombre emergiendo a la vida” y “Casapueblo” (el edificio creado por el artista Carlos Páez Vilaró).

Piriápolis

Piriápolis fue el primer balneario de Uruguay y, como tal, cuenta con una gran cantidad de viajeros muy fieles que lo visitan año tras año, especialmente argentinos, europeos y locales. La ciudad fue construida durante la “belle epoque” por lo que, aún hoy, podrás ver algunos vestigios de ese tiempo en su arquitectura. Entre los hoteles en Piriápolis más famosos podemos nombrar el Gran Hotel Argentino, uno de los más destacados de esta época. Las playas de Piriápolis se encuentran a lo largo de 25 km de costa y, entre las más conocidas, podemos mencionar la playa Solís (en la desembocadura del arroyo del mismo nombre), la playa Bella Vista (que ofrece una hermosa vista panorámica de las sierras y el mar), la playa Las Flores (uno de los balnearios más antiguos de la zona, muy tranquila y generalmente visitada por los locales) y la playa San Francisco (muy recomendada para hacer surf y descansar).

Qué hacer en Piriápolis: una de sus principales atracciones es la Rambla de los Argentinos, una avenida costanera que se cuenta entre las más pintorescas del país. Además, no dejes de visitar el Castillo de Piria (construido por Francisco Piria como su residencia personal), ni la Reserva Ecológica del Cerro Pan de Azúcar, donde encontrarás 600 especies en espacios similares a sus hábitats naturales.

La Paloma

Ubicado en el departamento de Rocha, La Paloma es uno de los balnearios más tranquilos de Uruguay. Cuenta con 20 km de costa, donde se pueden realizar desde deportes acuáticos, como windsurf o esquí, hasta disfrutar de algunas de sus piscinas naturales. Dos de las mejores playas de La Paloma son Los Botes y La Balconada. La primera es muy famosa por sus instalaciones y la tranquilidad de sus aguas. La segunda es más frecuentada por jóvenes que disfrutan de la música en vivo durante la puesta de sol, de las grandes olas, los bares y los deportes en la arena. Podrás encontrar muchos hoteles en La Paloma, algunos ubicados estratégicamente frente a la playa para que nunca te pierdas el atardecer.

Qué hacer en La Paloma: no dejes de recorrer toda la zona de la costanera y disfrutar de un paseo en el monte de acacias que encontrarás cerca de la playa Solari, al sur de la ciudad. Tampoco te pierdas de ver el atardecer desde el faro… ¡algunos hasta aplauden cuando termina!

La Pedrera

También en el departamento de Rocha, La Pedrera destaca por su peculiar geografía: allí se forma un acantilado desde donde es posible disfrutar de una hermosa vista. Se encuentra más alejada del brillo y el glamour de Punta del Este, y es elegida tanto por familias con chicos como por jóvenes. En la ciudad, han proliferado las tiendas de diseño, los festivales de jazz y cine, y los restaurantes gourmet. Las playas de La Pedrera dan al océano Atlántico por lo que es importante que tengas cuidado ya que el oleaje es fuerte. Las dos más populares son la Playa del Barco, cuya principal atracción es la silueta del Cathay -un pesquero taiwanés que naufragó en 1977-, y las espectaculares olas que todos los surfers disfrutan; y Desplayado, ideal para ir con chicos ya que el oleaje es menos brusco. En cuanto a los hoteles en La Pedrera, si bien hay una buena cantidad, son más comunes las posadas y cabañas.

Qué hacer en La Pedrera: disfrutá del llamado “polo gastronómico” de Uruguay, comiendo en algunos de los restaurantes de cocina de autor como Perillán o John Fonda, o disfrutando de la buena mesa de Lajau, Don Rómulo o Costa Brava. Tampoco dejes de bailar hasta que la música se apague en los resto-pubs frente al mar o en los bares al aire libre. Todos te ofrecerán buena música en vivo, DJ’s, tragos y mucha diversión.

Cabo Polonio

Cabo Polonio es dominado por la naturaleza, ya que los servicios como la electricidad, teléfono o agua corriente son escasos, lo que hace de este pequeño paraíso uruguayo un lugar muy especial. Sus habitantes son casi todos artistas bohemios, pescadores, ecologistas, y hasta músicos, lo que le da a la ciudad un aire hippie que te enamorará. Las playas de Cabo Polonio son anchas y cálidas, y sus dunas fueron declaradas Monumento Natural en 1966, a través de un decreto presidencial. Tanto la Playa Norte como la Sur cuentan con grandes extensiones de arena blanca y buenas olas. Allí se puede realizar surf, paseos a caballo o bañarse en el mar. Hay que tener en cuenta que la Playa Norte tiene un mar más bravo que la del Sur. No hay una gran cantidad de hoteles en Cabo Polonio, ya que es un balneario que se caracteriza por tener más cabañas y posadas que hoteles. Sin embargo, sí se pueden encontrar casas para alquilar.

Qué hacer en Cabo Polonio: no dejes de visitar el gran faro, desde donde podrás ver las 3 pequeñas islas que se encuentran frente a su costa: La Rasa, La Encantada y el Islote, donde habita una comunidad de lobos marinos.Tampoco dejes de ir a los puestos de artesanías locales y a algunas de las cabañas que funcionan como boliches para conocer gente nueva, escuchar buena música y pasar una gran noche.

Barra de Valizas

Barra de Valizas es conocida como la “versión cool” de Cabo Polonio ya que, si bien la frecuentan viajeros similares, ésta tiene sus propios atractivos. Durante el día podés recorrer las playas de Barra de Valizas con tu mate y tus libros: acá encontrarás el ambiente ideal para la introspección y la tranquilidad. Si bien hay pocos hoteles en Barra de Valizas, encontrarás hostels y algunos B&B muy cómodos. Muchas familias, que deciden vacacionar acá, prefieren alquilar casas particulares. También encontrarás posadas y cabañas muy cómodas.

Qué hacer en Barra de Valizas: además de disfrutar de las playas, la arena y el mar, muchos viajeros eligen cruzar el arroyo Valizas en bote y subir al cerro de la Buena Vista, desde cuya punta se puede ver el cabo y la laguna de Castillos. Tampoco dejes de practicar sandboard en cualquiera de sus dunas.

José Ignacio

En el departamento Maldonado, encontrarás el exclusivo balneario de José Ignacio. La ciudad reúne muchos de los atractivos buscados por famosos de todo el mundo: galerías de arte, desfiles de moda, eventos top en el parador La Huella y campeonatos de polo. Sin embargo, no ha dejado de ser un rincón paradisíaco, donde se puede descansar junto al mar. Como en Punta del Este, las playas de José Ignacio son dos: la Mansa y la Brava. En ambas es posible disfrutar de atardeceres únicos y descansar sobre arena blanca, aunque en la Playa Brava también encontrarás excelentes olas para surfear. Muchos de los hoteles en José Ignacio son 5 estrellas, aunque también podés elegir entre posadas o chacras turísticas más cerca de la laguna Garzón, que otorgan intimidad y tranquilidad para disfrutar de las vacaciones.

Qué hacer en José Ignacio: no dejes de recorrer las lagunas Garzón y José Ignacio, disfrutar de una cena gourmet en los restaurantes de la ciudad, ni divertirte durante la noche esteña de este hermoso balneario.

Punta del Diablo

Punta del Diablo nació como aldea de pescadores y aún mantiene esa cultura. Es por eso que la comida de mar, que podés probar en los restaurantes de la ciudad, es una de las mejores, como también lo es sentarse en las rocas a disfrutar del hermoso paisaje, mientras los barcos pesqueros realizan su trabajo. Las playas de Punta del Diablo más conocidas y visitadas son la Brava y la Mansa, donde podés realizar desde deportes acuáticos hasta nadar en las aguas tranquilas. Otra de las más populares, especialmente entre los jóvenes, es la Playa de la Viuda. No solo es una meca para los surfers, sino que también es uno de los lugares más famosos por sus “after beach” y los atardeceres con más movida del este. Si bien encontrarás pequeños hoteles en Punta del Diablo y hasta algún hostal ocasional, casi todos los alojamientos son posadas, cabañas o ranchos de techos de paja, que respetan tanto el estilo propio de este puerto de pescadores como la belleza del lugar.

Qué hacer en Punta del Diablo: no dejes de recorrer la feria de artesanos en la ciudad y probar algunas de las delicias de mar de los principales restaurantes. Disfrutá, además, de los bares y paradores de las playas, que cuentan con buena música para bailar toda la noche.

Santa Teresa

Uno de los atractivos más importantes de Santa Teresa, además de sus hermosas playas, es su Parque Nacional. Con 3 mil ha de extensión, acá encontrarás numerosas especies de flora autóctona y exótica, incluyendo más de 2 millones de árboles. Cuenta con zonas de recreo, picnic, paseos públicos y, sobre todo, playas sobre el Océano Atlántico y la Laguna Negra. Las playas de Santa Teresa son 4: La Moza, Las Achiras, Playa del Barco y Playa Grande. Las Achiras es una de las más populares debido a su paisaje agreste y hermosas vistas. Si bien tiene olas fuertes, muy atractivas para surfear, también son aptas para el baño. No hay muchos hoteles en Santa Teresa, ya que el lugar está hecho especialmente para acampar: cuenta con buenos y completos servicios, justo frente a la playa.

Qué hacer en Santa Teresa: no dejes de visitar el Fuerte de Santa Teresa, evidencia intacta de la lucha entre España y Portugal por estas tierras durante el siglo XVIII, además de disfrutar de la noche en la playa Rivero.

Atlántida

La armonía del bosque y la playa. Eso es lo que representa Atlántida para los miles de extranjeros y uruguayos que la visitan año tras año, especialmente en familia. Fue uno de los primeros balnearios de la llamada “Costa de Oro” y aún conserva muchas de las edificaciones más antiguas frente al mar. Es uno de los balnearios más populares entre las familias uruguayas, además de haber recibido visitantes reconocidos como Pablo Neruda. La Brava y la Mansa son las dos playas de Atlántida, aunque la más popular es La Mansa. Los atardeceres acá son un espectáculo único y cuenta con una amplia propuesta recreativa para los más chicos. Si bien hay varios hoteles en Atlántida, también se puede optar por reservar departamentos o casas, además de apart-hoteles y hosterías.

Qué hacer en Atlántida: recorré la rambla y visitá el anfiteatro Expo-Platea que ofrece, durante la temporada estival, festivales gratuitos de música de grupos locales y extranjeros. Tampoco dejes de tomar fotos de la escultura El Águila (la casa-refugio de Natalio Michelizzi, pionero del balneario).

Leave a Comment